‘Vive la difference!’

Situación: Piscina situada en el centro de una pequeña urbanización cerrada; Flanqueando la piscina, un pasillo amplio que la rodea por entero, como si fuese un anillo cuadrado. Digamos que de diseño.

Al oeste, el parque de juegos infantiles, de dónde parte la voz protagonista de este relato. En la piscina, el cronista, aterido de la temperatura de las aguas, secándose con cierta energía, mientras contempla atónito la escena. Diríase que se trata de una corrala, aquellos edificios en los que el patio de vecindad hacía de improvisado escenario para las pequeñas piezas teatrales. Como extra, sin papel y sin importancia, el socorrista. El anti-socorrista. ¿Recuerdan la serie “Los Vigilantes de la Playa”? Pues justo a la inversa. Músculos, porque le fueron otorgados. Cabello de amontonamiento anárquico. Dientes de doble implante. Bañador…si es que lo era.

La acción da comienzo cuando desde el Parque de Juegos se oye: “Rebeeeeecaaaa” “Donde estaaaaasss”, con una potencia muy estimable para el cuerpo de 6 años de la criatura.

Desde el extremo contrario del anillo, una voz femenina contemporánea de la anterior, la que deduzco (por exclusión) que atendiera al bíblico nombre, contesta “No te oiiigo” , mientras avanza sigilosamente por el tramo izquiero del anillo.

Dada mi privilegiada situación, entre el futuro barítono y la del nombre bíblico, me siento plenamente autorizado para ejercer de mediador acústico, y explicarle a Rebeca que su compañero de juegos la anda buscando. Aunque me detengo, no sabría decir porqué. Intriga, expectación, timidez? No tengo ni idea.

El juego “te llamo”, “no te oigo”, sigue unos segundos, cuando el progresivo, estratégico y calculado avance de Rebeca, la posiciona en el Parque de Juegos, aunque sin compañero para jugar. ¿Porqué? pues porque el compañero había iniciado una arriesgada acción de aproximación a gran velocidad hacia el lugar donde se presuponía se encontraba su amada…compañera de juegos. Al menos.

Permutan sus posiciones, pero el juego se mantiene. Recuerden : “Donde estás?”, “No te oigo”, y el muchacho, a la carrera por el anillo, y Rebeca, esquivándolo.

Cuando decido recoger mis cosas, subir a casa y olvidar el incidente, me acerco a la terraza, cuelgo la toalla, y aún puedo oír las voces de ambos.

-Compañero de juegos: “Es que no te encontraba”

-Rebeca: ” Es que me tenías que haber encontrado por las pistas”

-Compañero de juegos: “¿Qué pistas?

-Rebeca: ” Te dejé el cubo en la arena, y la pala dentro del cubo. El mango de la pala apuntaba al sitio donde estaba escondida”

Ya escuchaba todo esto en la terraza de mi casa. No daba crédito. La bruja de la niña había estado mangoneando al muchachito, todo ímpetu y velocidad, esquivándole de forma subrepticia, y cuando éste no podía encontrarla (muy probablemente porque estaba escondida la jodida niña), encima se llevaba la bronca y la triple humillacion: “no la he encontrado, siendo más fuerte y rápido, me había engañado como a un chino, y encima me está vacilando con las pistas”

No sé cómo acabó el incidente, pero a buen seguro, Rebeca no sufrió ni un poquito. Recordé cuando mi amigo Isidoro me decía que no podría saber cómo son las mujeres, hasta que no tuviera una hija. Un sabio.

No soy tan joven ni tan ingenuo, como para no haber asumido hace mucho tiempo que ellas son mucho más listas, inteligentes y sabias que nosotros. Lo acepto y lo disfruto diariamente. Pero a veces se me olvida. Y episodios como el de esta tarde, me refrescan la memoria.

Aún así, me enternece pensar que en ellas reside un miocardio de peluche, que en ocasiones las capacita para los actos más nobles. Pensad que la tal Rebeca se podría haber largado a su casa, cenar, darse un baño, acostarse, ir al colegio, y a la tarde siguiente, no dirigirle la palabra al chaval por haberla dejado plantada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: