Presentando al Dr. Luján

sierra norte

Manuel Luján Hinojosa. Treinta y tantos. Hasta la fecha, hablamos de mayo de 1995, ejerce su profesión, Médico de Urgencias, en un Centro de Salud de la Sierra Norte de Madrid. No tiene novia, mejor dicho, no tenía, puesto que su relación con Matilde se ha ido complicando, aparentemente en positivo.

¿Porqué os lo presento? Porque se trata de un tipo interesante, o al menos así me lo parece. Es bastante inconformista, pero está en ese momento de su vida en el que empieza a plantearse si no estará suficientemente de vuelta de todo. Trae sus mochilas, las sentimentales y las otras. Alguna, lo suficientemente pesada. No acaba de entender muy bien la sociedad rural en la que se halla ubicado, aunque la acepta y la respeta. La aprecia, probablemente.

El punto de inflexión de Luján aparece en el ejercicio de su profesión. En el momento que es consciente de que la injusticia se avecina, paseando con chulería enfrente mismo de sus narices. Hasta aquí hemos llegado, piensa. En lo que dependa de mí, esto no va a poder suceder.

Este escasamente alter ego, escasamente autobiográfico Dr. Luján, es el primer personaje de mi primer y espero que único trabajo literario. Me ha llevado más de dos años vencer a la pereza, al trabajo y a la falta de inspiración. Ha sido expuesto a la crítica más exigente que he podido encontrar, considerando que todos ellos son amigos muy queridos. Tampoco se trata de autoflagelarse. No me veo capaz de repetir todo esto, aunque ya esté preparando la segunda entrega, que espero que no vea la luz, porque es una paliza.

No puedo avanzaros más sobre el libro ni sobre el personaje, porque sois demasiado listos y deduciríais la trama enseguida. Debo manteneos expectantes, ansiosos de saber más, ávidos de encontrar una reseña en Amazon. Os tranquilizo: No creo que este libro vea la luz, por lo que seré plenamente libre para ponerlo a vuestra disposición.

La culpa de que me vea en este trance es completamente vuestra, por visitar este blog y hacerme pensar que esto de escribir no es la cosa que peor hago en el mundo. Asumid vuestra responsabilidad y apartad de mí este procesador de textos.

 

 

Anuncios

2 Comments

Add yours →

  1. David Blasco Sandino 22 mayo, 2016 — 12:58 pm

    Un trance inevitable. Paso a mayor y envite a grande. Se ve.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: