Junto Al Horizonte

Quedamos emplazados para vernos, allí, junto al horizonte. Era nuestro sitio, nuestra canción, nuestra flor, nuestro color. Donde se cruzaban los deseos de ambos, donde alineábamos planetas, deseos y besos. En esa cabaña fabricada de esperanzas y fuerzas, techada por las estrellas, cerrada por nuestros párpados, blindada por la potencia de nuestra determinación.

Allá nos vimos en la fase crepuscular de nuestro amor, en la que solo queda la verdad de nuestros sentimientos, donde las apariencias se difuminan con los últimos rayos de la tarde, donde rechazamos palabras superfluas, donde solo validamos roces y caricias, donde el futuro no existe, donde el tempus se fugó, llevándose consigo cualquier elemento ornamental, para dejar desnudo nuestro amor.

Al borde de ese acantilado, avanzamos resueltos hacia la eternidad, convencidos de la superficialidad del día a día, reforzados en la necesidad de encontrar una dimensión paralela, en la que solo existo para ti, en la que solo existes para mí.

Anuncios

6 Comments

Add yours →

  1. Sólo el amor encuentra esa dimensión, donde hay cabida sólo para dos hechos uno.
    Muy bonito, me encantó ver y sentir esa cabaña.
    Un placer leer.
    Saludos!

    Me gusta

  2. Tal y como lo cuentas, ese debe ser un lugar precioso. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Y no dejar que la muerte los separe, nunca más.
    Abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Mortalmente excitante… Mis felicitaciones.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: