Unicornio, Incienso y Mirra

Wiwichu 2017

Hoy atendemos la petición de Lilibeth G. Mollá . Para que se vayan haciendo una idea, publiqué su petición, en las últimas horas del día cinco de enero, con el único objetivo de evitar algún tipo de reproche por sobrepasar las fechas wiwichu. Ni siquiera me dio tiempo a completar la reglamentaria elegía introductoria, por lo que me apresuro a hacerlo antes de que me lo pueda afear.

En su blog amenaza con hablar de redes sociales, de Marketing digital, de posicionamiento SEO…, aunque en realidad informa y transmite con un estilo directo, impecable, riguroso y claro. El de los buenos periodistas, el de aquel enviado especial que cumplirá su trabajo sin atender a presiones externas. Y sin embargo, se percibe algo oculto, uno de esos trajes que colocas al fondo del armario, para uso exclusivo de ocasiones especiales. Una especial sensibilidad, que de no ser reprimida, podría arrancar aplausos y lágrimas a partes iguales.

Permanezcan atentos. Si se lo propone, claveteen las ventanas, acondicionen el sótano y pónganse a cubierto. Pero si se tercia, preparen pañuelos en abundancia. Solo depende de ella.

Y Lili solicita lo siguiente:

Mi petición para este año es un monologo sobre la moda de los unicornios…De nada😂

Y con esta entrada, con precaución, y a cubierto, atendemos su Wiwichu

La noticia saltó como un misil nuclear. El Grupo de Historias Bíblicas de la Universidad de Trípoli, ha podido descartar, fuera de toda duda razonable, la Leyenda de que los Reyes Magos acudieran a adorar al Niño Jesús montados en camellos, incluso en dromedarios. Los vestigios descubiertos a orillas del Río Jordán, demuestran que los correajes empleados para guiar a los animales que transportaban a SSMM, no se acoplan exactamente a la anatomía de los camélidos. Si bien es cierto que existen correas para lo que podría ser el cráneo y la mandíbula de los animales, que a todas luces ha podido ser la causa de la confusión, no es menos cierto que se ha observado la existencia de un agujero labrado en el correaje, de posición centrada y diámetro amplio, cuya utilidad sería nula en el manejo de camellos y dromedarios.

Se especula con dos hipótesis. Por un lado, la más conservadora, habla de un principio de eficiencia en la fabricación. Una especie de correaje multiuso, homologado para todo tipo de animales de tiro y transporte, que simplemente ofrecería múltiples posibilidades de anclaje, incluidos fardos y enseres. Quizá sería una manera burda de sujetar un ánfora cilíndrico, que pudiese transportar el agua de los viajeros, aunque en principio se descarta por razones ergonómicas.

La segunda opción parece mucho más realista, y nos ayudaría a entender algunos de los misterios que siempre han envuelto la figura de los Reyes Magos de Oriente. Los investigadores formulan la hipótesis de que los animales que transportaban a los Reyes Magos, fuesen simplemente unicornios, a diferencia de lo  mantenido por la tradición cristiana, durante tantos siglos. Obviamente, eso explicaría la aparición del orificio descubierto en el centro del correaje. Pero también resolvería el misterio de la celeridad de los Reyes en su entrega de la noche del cinco de enero. Naturalmente, no se discute el incremento de eficiencia logística, si SSMM viajasen montados en un animal tan completo como el unicornio. Rápido, mágico, centelleante y colorido. Así es como los investigadores describen a esos animales. Por una vez parece que la ciencia y la ilusión van de la mano, porque…¿Qué esperamos los ciudadanos de a pie, de una figura mitológica como el unicornio?

En realidad, no demasiado. Los queremos en nuestras vidas porque proyectan un halo de esperanza que nos permite encarar las múltiples dificultades e incidencias que nos encontramos en el día a día. Porque nuestra existencia se ve tiznada de sombras y oscuridad mucho más a menudo de lo que nos gustaría. Quizás porque nuestros poetas han tirado la toalla de la esperanza, y se limitan a la simple descripción de las desgracias ya conocidas. Acaso porque bardos y trovadores han desterrado las rimas y elegías, para concentrarse en una crónica canción protesta, cuya tristeza y melancolía, se ve acentuada por los lastimeros rasgueos de sus laúdes. Porque los niños parecen contagiarse de esa atmósfera de pesimismo vital que afecta a nuestra sociedad, sin que los juegos, las risas y las bromas parezcan ser aceptados por los usos y costumbres.

En efecto, queremos, necesitamos, un unicornio en nuestras vidas. El mío es monocromo, lo confieso, pero lo tuneo todas las Navidades, le tizno de colorines, de estrellas, de globos y de lunares. Subo a todos los niños que me encuentro, para que observen las cosas en perspectiva, para que sepan que existe otro mundo, el de las nubes, el del arco iris, el de los aprecios y los gozos. Solo en Navidad, qué le voy a hacer. Porque mi unicornio ya es mayorcito, no puedo castigarle con la responsabilidad de resolver todos los males del mundo, he de dosificarlo para ocasiones especiales, en las que los corazones estén predispuestos, en los que los colores y las luces no sean rechazados como un incordio. En el que los regalos y los abrazos, formen parte de la agenda del día.

Y cuando me abandone, cuando mi unicornio parta por fin a las praderas de su retiro, para cabalgar y volar libre, sin correajes ni ataduras, espero que desde donde se halle, pueda transmitir a los nuevos unicornios la magia de la Navidad, de la época en la que su trabajo, su único trabajo, es el reparto indiscriminado y aleatorio de afectos y alegrías, extendiendo su estela a lo largo del Calendario de Adviento.

Anuncios

19 Comments

Add yours →

  1. El Blog de Úrsula 5 enero, 2018 — 9:46 pm

    Hay que ver lo que consigues sacar de unos aparentemente simples correajes, nunca dejo de sorprenderme.
    Ah, y me ha parecido ver un puyita lanzada hacia los “poetas que han tirado la toalla de la esperanza, y se limitan a la simple descripción de las desgracias ya conocidas”, y si no me hubiera equivocado en esa vista, pues desde ya te digo que me parece muy bien traída.
    Abrazos

    Le gusta a 1 persona

  2. Una teoría que además de práctica creo que resulta perfecta. mente mágica. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Será la lluvia que cae a manta en este día de Reyes, pero me he quedado con un toque melancólico que no obstante me gusta y disfruto. Un abrazo Antonio.

    Le gusta a 1 persona

    • Y la nieve, Carlos. En La Cabrera me acaba de caer una nevada digna de los Alpes Suizos.
      Como le decía a mis hijos en el coche, los que creemos en la Navidad, debemos organizarnos en una suerte de lobby, una especie de masonería de Adviento.
      Viva Tabarnia libre ¡¡¡¡
      P.D.: Felices Reyes, amigo

      Le gusta a 1 persona

  4. Creo firmemente en la teoría de los unicornios! Me encanta,ya estoy pensando tema para wiwichu2018😂

    Le gusta a 1 persona

  5. El mío siempre fue azul, como el de la canción. Pelín triste, pues, pero lo extraño. También lo ando buscando. A ver si una de estas navidades me lo encuentro de farra con el tuyo. Me alegraré por él. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Me gustaría tener uno con esos brillantes colores como el que nos muestras. Cada día del año le tomaría prestado uno de ellos para dar un poco de color a mi vida:
    hoy toca azul, para escuchar el mar,
    hoy toca verde, como los prados de mi pueblo natal,
    hoy toca rojo, como el amor,
    hoy toca anaranjado como esos atardeceres de aquí,
    hoy toca violeta como la lavanda del jardín,
    hoy tocan todos… como el arco iris tras la tormenta.
    Y el mágico unicornio me seguiría prestando sus colores, sin perder los suyos, claro, que por algo es mágico y no quisiera privarlo de tan bello y colorido ropaje.
    Un bello relato para Lili.
    Besos.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: